El Corte Inglés y su campaña suicida.

  • En la imagen de la campaña solo se veían los pies de un niño al borde de una silla como si estuviera colgando.
  • Las redes sociales no tardaron en hacerse eco de la campaña con mensajes de crítica por parecer un suicidio.
  • El Corte Inglés ha eliminado la imagen y ha pedido disculpas.

La campaña de La Vuelta al Cole de El Corte Inglés se ha convertido en un referente en nuestro país. Nos anuncia que se acaba el verano y toca volver de nuevo a la rutina, al trabajo y a los estudios.

En el momento actual en el que nos encontramos debido a la crisis del coronavirus y rodeados de tanta incertidumbre sobre si los colegios abrirán en septiembre y de qué manera, muchos habían bromeado comentando que, si la empresa española no había sacado aún la campaña es porque algo sabía y no quería contar. 

tuit el corte ingles

Pero nada más lejos de la realidad, quizás solo estaba esperando a ver cómo evolucionaban las noticias y los últimos acontecimientos. La cosa es que cuando ha decidido sacarla, no lo ha hecho de la manera más acertada. Y es que en la imagen elegida por la empresa para promocionar la campaña, y que ha aparecido en bastantes soportes de exterior, aparece en primer plano una silla y las piernas de un niño o niña colgando.

El objetivo de esta imagen, según comentan a través del comunicado publicado, es resaltar el calzado escolar como producto clave de esta campaña, pero muchos han visto en ella una relación clara con un suicidio. 

Y en seguida han llovido las críticas en redes sociales:

En un primer momento la marca eliminó la imagen sin hacer ningún tipo de comentario, lo que incrementó las críticas. Pero finalmente publicó un mensaje en Twitter en el que pedía disculpas por las molestias y el “desconcierto” ocasionados por una de las imágenes de esta campaña.

tuit disculpas el corte ingles

El Corte Inglés lleva años trabajando una comunicación fresca, cercana y de confianza. Sus campaña anuales son conocidas y reconocibles por todos: «Ya es primavera», «Rebajas de Verano», «Navidad», «Tecnoprecios», etc. Y parece que si no llegan, es que la temporada no ha quedado inaugurada. 

Pero en esta ocasión tocaron un tema de máxima actualidad y además arriesgaron demasiado. Desde que llegó la crisis sanitaria, uno de los temas aún sin resolver y que afecta prácticamente a todas las familias españolas, es si habrá o no colegio en septiembre. A muchos padres esto les está suponiendo mucho estrés e incertidumbre porque si las clases no empiezan, no sabrán cómo apañárselas para poder seguir trabajando. Por eso, hubiera estado bien que la campaña reflejara empatía y un mensaje más optimista y acorde con la situación actual.

O quizás no, quizás era justo esto lo que pretendían. Llamar la atención y generar ruido en torno a la marca. La realidad es que nunca antes se había hablado tanto de esta campaña. 

Bajo mi punto de vista, yo no hubiera arriesgado tanto. La imagen tiene un claro protagonista que son los pies colgantes de un ahorcado, y no hay nada más en ella, por lo que la mente no puede ver otra cosa. Yo hubiera apostado por un mensaje tranquilizador o incluso hacer algún guiño gracioso, que el humor nunca hay que perderlo, pero haciendo alusión a alguna emoción más positiva. 

Las marcas son de los consumidores y para ello necesitan compartir los mismos valores. Estos valores deben ser coherentes, transcendentales y atemporales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *